Historia de las tragaperras (parte 1)

2018-09-14 | Casinos Online, Tragaperras.

A partir de su invención, las tragaperras se convertirían en uno de los juegos más célebres de la historia

Origen de las tragaperras

En los casinos de Estados Unidos, a fines del siglo 19, los apostadores podían encontrar en una oferta limitada de juegos como ruleta, blackjack, dados, eso era todo. Un ingeniero de origen alemán llamado Charles Fey, quien trabajaba con automóviles, ideó un juego mecánico consistente en tres rodillos accionados por una palanca. Este juego, en caso de que el jugador pudiera conseguir una línea en los rodillos, entregaba 50 centavos de dólar. Este fue el nacimiento de las tragaperras.

Tragaperras versus ruleta

Las tragaperras desde su invención en 1895, por Charles Fey, tuvieron un éxito enorme entre los jugadores y apostadores de los casinos y salones de juego. Las tragaperras se convirtieron en un suceso, dado que a diferencia de los otros juegos del casino, no exigían que el apostador invirtiera grandes cantidades de dinero como en el resto de juegos. Así las tragaperras permitían jugar con las monedas con que contara el apostador, sencillamente, sin invertir cientos de dólares, como en la ruleta americana o blackjack.

Las tragaperras en el siglo XX

Con las tragaperras eléctricas, el juego se hizo aún más popular y en cada casino se podía encontrar una de las llamadas Libery Bell o slots, que permitían llenarse los bolsillos con monedas, que sumadas, entregaban una ganancia nada despreciable para el apostador. La tragaperras mecánica pronto prescindió de la palanca y podía ser accionada solamente con oprimir un botón. Este fue el nacimiento de uno de los juegos más famosos de toda la historia.