La estrategia James Bond, de la ficción a la realidad

Algunas cosas de los libros de ficción también pueden llevarse a la vida real, es el caso de la estrategia de apuestas de casino James Bond. Esta estrategia fue ideada por Ian Fleming en su saga de libros sobre el intrépido agente James Bond, y la menciona como una técnica para ganar a la ruleta.  El objetivo de esta estrategia, es que el jugador realice una inversión inicial y coloque sus apuestas de forma que cubran casi toda la ruleta, buscando así conseguir uno de tres resultados posibles que mencionaremos a continuación. Lo ideal es que los jugadores empleen esta estrategia jugando en la ruleta europea o ruleta francesa, que contiene sólo un 0 y le ofrece una mayor ventaja al jugador sobre la casa.

Desarrollo de la estrategia de ruleta James Bond

Para que el jugador pueda aplicar la estrategia James Bond, debe disponer de un presupuesto de juego o bankroll relativamente alto, de al menos 200 euros. Para poder soportar las apuestas que necesita colocar. La idea es que el jugador apueste 140 euros en los números altos de la ruleta, es decir del 19 al 36; también 50 euros en seis números del 13 al 18 y apostar 10 euros adicionales al 0. Según esta distribución, el jugador sólo perderá la totalidad de su dinero si llegase a salir un número entre la primera docena, es decir entre el 1 y el 12. Pero si gana, llegaría a cobrar 80 euros si la bola aterriza en cualquier número entre el 19 y el 36, 100 euros si la bola cae entre el 13 y el 18 y 160 euros si la bola cae en el número 0. Según Fleming en sus libros, este truco es a prueba de fallos.

Desventajas de esta estrategia de ruleta

Por muy convincente que haya podido ser Ian Fleming sobre la asertividad de esta estrategia, requiere un presupuesto muy alto, que quizás no todos los jugadores tengan disponible. Y presenta un gran riesgo para el jugador porque, a pesar de que se eligen gran parte de los números de la ruleta, existe una gran probabilidad de que salga alguno de los números sobre los que no se colocó apuesta.